La gran mayoría de los diputados piensa que en los partidos hay una excesiva «unanimidad» y «demasiada docilidad»

El Mundo, 11/Mayo/98

La gran mayoría de los diputados (un 77,2%) se considera satisfecha con su trabajo y sólo una quinta parte confiesa su insatisfacción, según una encuesta inédita del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), facilitada a Europa Press, realizada entre los miembros del Congreso.

Las únicas quejas se refieren a la falta de recursos humanos (60%) y de medios económicos y materiales (30,7%) a la hora de llevar a cabo su labor. De los 348 diputados consultados, pertenecientes a todos los grupos parlamentarios, el 72,4% está de acuerdo con la afirmación de que, en los partidos hay «demasiada docilidad respecto a los líderes», excesiva «unanimidad y muy poco debate interno». Por contra, casi la cuarta parte cree que «debería haber una mayor unidad y una menor división de opiniones».

En esta línea, una tercera parte aboga por que se exija siempre disciplina de voto dentro de los grupos parlamentarios, frente a un 4% que defiende que se permita que cada diputado vote siguiendo su propio criterio, aunque no coincida con el de su grupo. No obstante, la mayoría (66,9%) cree que la disciplina de voto debería aplicarse según los temas.

Preguntados por las distintas modalidades de financiación de los partidos, ya sea únicamente por cuotas de los afiliados o sólo con aportaciones del Estado, la mitad de los encuestados (55%) apuesta por que se combinen ambas posibilidades.

El 92,3% de los consultados piensa que cuando un diputado decide abandonar la formación por la que ha sido elegido debería abandonar su puesto. Un 5,9%, sin embargo, cree que debe conservar su escaño e integrarse en otro grupo.