Demopunk Net Web

Crítica al documento "Procedimientos Formales del Derecho de Autodeterminación"
 
Crítica al documento. "Miguel Angel" <qwerty@.es>. Ene/99
Crítica al documento. "A.B." <poiuy@.no.es>. Feb/99


Crítica al documento "Miguel Angel" <qwerty@.es>. Ene/99

Miguel Angel : "Insiste" Lucía Draín en introducir su documento en el que propone una reforma constitucional que incluya la posibilidad de la secesión territorial. Aunque sólo fuera por el esfuerzo de poner en negro sobre blanco su propuesta, creo que merece algo de atención. Aquí va la mía.

ldrain: Tal vez sea buena idea adelantar que me sitúo personalmente en la corriente de opinión que podría calificarse de "internacionalismo". Por decirlo mal y rápido. Pero ante todo, y a mucha distancia, me considero demócrata radical.

Miguel Angel:  No era, por otra parte, precisa la aclaración sobre tus posiciones. He visitado en alguna ocasión tus páginas web. Además, si eso no bastara, la propuesta que haces es de todo punto de vista indeseable para nacionalistas que son conscientes de donde tienen sus apoyos y de la magnitud de los mismos.

Miguel Angel : Antes de nada convendría aclarar que en la propuesta, que llama "Procedimientos Formales del Derecho de Autodeterminación" se arguye en favor de la regulación una de las posibles acepciones de la autodeterminación: el "derecho" de secesión. Con ello el título se queda grande, enorme, para un concepto del que me dicen que en su origen kantiano se refiere al individuo, que lo ejerce individualmente. O incluso, por traerlo a un contexto menos filosófico, en el reciente texto de la Constitución de África del Sur se dice que:
<<Self-determination  235. The right of the South African people as a whole to self-determination, as manifested in this Constitution, does not preclude, within the framework of this right, recognition of the notion of the right of self-determination of any community sharing a common cultural and language heritage, within a territorial entity in the Republic or in any other way, determined by national legislation.>>

Es decir, que incluye un entendimiento de la autodeterminación algo distinto del propuesto por Lucía Draín (bien es verdad que a favor del de Lucía Draín habría que decir que, a pesar de su mayor limitación, no impone condiciones de "patrimonio cultural" común)

ldrain: Me temo que no es exacto utilizar como sinónimos derecho de autodeterminación y derecho de secesión. El derecho de secesión no existe. Existe el derecho a decidir si se desea o no la secesión. Este error está en la doctrina que machaconamente los medios de propaganda transmiten a la población. Me refiero al premeditado equívoco entre autodeterminación e independencia.

Miguel Angel: Dos comentarios a esto. El primero es que tu propuesta es una regulación de un procedimiento para la posible secesión, a la que llamas "autodeterminación". La cita que tomé de la Constitución de África del Sur pretendía ilustrar varios aspectos y uno de ellos es el entendimiento de la autodeterminación con una significación no contemplada en tu propuesta.

En segundo lugar, la confusión entre autodeterminación y secesión que tú atribuyes a los "medios de propaganda" no tiene su origen en éstos. Cuando la palabra autodeterminación es usada por nacionalistas (incluso con frecuencia haciendo errónea referencia a tratados internacionales) lo es con valor de sinónimo de secesión o "posibilidad" de secesión. Por si hubiera dudas respecto a ello bastaría fijarse en que no se proclama desde nacionalistas el principio de la libre determinación sin más sino el del conjunto que denominan "pueblo" x. Porque imagino que no ves tampoco a los señores Arzalluz o Pujol sosteniendo posiciones libertarias en torno a la libre determinación individual de cualquier colectivo autónomo, ¿o sí?. Los que llamas "medios de propaganda" se hacen eco bastante fiel del valor que los citados, y otros, conservadores dan al término.

ldrain: La esencia del derecho de autodeterminación no es diferente de las del resto de libertades públicas y políticas. Sólo los seres humanos, los individuos, pueden exhibir derechos naturales. La libertad individual en el sentido libertario de rechazar toda autoridad no legitimada en el consentimiento. El derecho del individuo a decidir sobre el Estado al que desea pertenecer no es diferente del derecho a la libertad religiosa o de expresión. Son simplemente diferentes manifestaciones de una misma cosa: la libertad. En el siglo pasado terminó de morir Dios, y la Naturaleza ha terminado siendo casi dominada, sólo las Naciones insisten en ostentar derechos superiores a los del individuo.

Miguel Angel: No creo que haya cosa menos natural que los derechos. Es una magnífica invención, pero invención al fin y al cabo.

La muerte de Dios, o dicho en otros términos, la desaparición en occidente de la religión como principal factor de dominación ideológica dio lugar al estado laíco. En buena medida ciertas fes nacionales han reemplazado a las creencias religiosas, está bien traído el ejemplo. Lamentablemente para la comparación, lo que se sigue de la muerte de Díos es la libertad de culto, la ausencia de imposición de una fe oficial pero lo que se sigue de tu procedimiento es la imposición de una u otra fe nacional. Considera que has propuesto el ayuntamiento como "núcleo mínimo autodeterminante" en el que la minoría resultante estará sometida a la fe de la mayoría.

¿Tiene solución? yo creo que sí y es tratando de que las unidades de convivencia no se fundamenten en fe nacional alguna. Y podrías decir que tu propuesta "formalmente" no propone fe alguna, y tendrías razón; pero desgraciadamente vivimos donde vivimos y la realidad es que las propuestas "reales" de secesiones lo son desde la fe del nacionalismo identitario,  desgraciadamente. No es, desgraciadamente, la demanda de autoorganización obrera (otra forma de autodeterminación) lo que hoy tenemos sino el reclamo de privilegios fiscales vendidos con elementos populistas.
 

ldrain: La circunstancia de que este derecho individual se ejerza colectivamente ha sido utilizado por sus detractores para introducir más confusión. ¿Cuáles son los criterios que delimitan el colectivo?, ¿patrimonio cultural?, ¿accidentes geográficos?, ¿cuáles?... La respuesta es simple: no existen tales criterios. Lo siento por la Constitución sudafricana, pero no existen. Cualquier colectivo tiene derecho a comprobar libremente si sus deseos coinciden con los de una mayoría. Tienen derecho a definirse a si mismos. Los límites a la iniciativa deben ser de orden práctico: porcentaje de firmas.

Miguel Angel: A la confusión contribuyen muchos. En primer lugar los nacionalismos que inician el juego. La simpática situación es que no hay una demanda social para una regulación de la autodeterminación de-cualquier-colectivo. Y resulta poco práctico regular algo que quizá desgraciadamente nadie, o casi nadie, reclama.

Lo que sí se reclama, desde posiciones nacionalistas, es la regulación de la posibilidad de secesión, denominada autodeterminación, del "pueblo" cultural, histórico... es decir de los grupos que asoman en la Constitución de Africa del Sur.

Es decir, por poner un ejemplo, cuando EA habla de "derecho de autodeterminación" no habla del derecho de autodeterminación del que tú hablas sino de otra cosa. ¿Crees que esa confusión es atribuible a algún detractor? Yo creo, más sencillamente, que se hacen muchas trampas con las palabras.

Miguel Angel : Con lo anterior, y porque no me parece que se pueda desmentir la opinión de que también el proceso continuo, elección tras elección, es un proceso de "autodeterminación", debería, en mi opinión, intitularse más ajustadamente a lo propuesto; que no es sino la regulación de la posible secesión territorial.

En esa formulación que explícitamente habla de autodeterminación e implícitamente de regulación de las posibilidades de secesión de fragmentos de un estado, pues no otra es la propuesta, la seguridad con que afirma Lucía Draín en su mensaje que: <<Superado (hace décadas) el debate de si la autodeterminación es un derecho, se trata de encontrar una formulación democrática>> contrasta enormemente con el tiempo y el mucho papel empleado por el Supremo Canadiense para producir respuesta a tres sucintas preguntas del Gobierno Canadiense sobre la posible secesión de Quebec.
 

ldrain: En primer lugar, rechazar que las elecciones a representantes puedan ser interpretadas en términos de autodeterminación. En esta perversión reside un fuerte desprecio por la Democracia Directa. Las elecciones a representantes tranfieren la gestión, no la soberanía. Por el mismo argumento, dado que elegimos representantes no existiría ningún motivo para realizar ni un solo referendum, tampoco tendría sentido la iniciativa popular legislativa. Una vez más, se trata de un intento de arrancar la soberanía al humano y transferirla a la Nación, o en este caso al Parlamento. ¿Es posible reducir la extrema diversidad de asuntos políticos a una sola votación a la totalidad?¿Ahí acaba nuestra capacidad soberana?

El Tribunal Supremo canadiense emitió un dictamen con el que estoy completamente de acuerdo. Resolvió que el pueblo quebequés (o cualquier otro colectivo) tiene derecho a decidir sobre el Estado al que desea pertencer. Es decir, derecho a autodeterminarse. Pero que dicho derecho no debía ser ejercido mediante un simple referendum. La página "Procedimientos Formales del Derecho de Autodeterminación" está inspirada en ambas opiniones. Me imagino que tú mantienes otra interpretación. Tal vez sería buena idea disponer del texto original que no tengo.

Miguel Angel: Espero que te llegara el texto. Creo que ahora que ya lo tienes podrás matizar tu opinión sobre el mismo. Por ejemplo, ni se dice de 'cualquier otro colectivo', ni que Quevec tenga 'derecho' a la autodeterminación.

ldrain: En cualquier caso existe un error de fondo en tu invocación al Tribunal Supremo canadiense. El poder constituyente que genera un colectivo no tiene por sujeto problemas jurídicos, si no políticos. En otras palabras, lo que diga ese tribunal no es nada más que una opinión, que por otra parte comparto.

Miguel Angel: Así se refleja en el dictamen, que no habiendo 'derecho' en la ley canadiense o en el derecho internacional, no obstante habría que atender una petición de una clara mayoría, es decir, más allá del ordenamiento jurídico, en el que no hay ley que puedan invocar los nacionalistas quevequenses, emite una opinión política.

Y es una opinión muy seria y argumentada sobre un tema para el que hay notoria confusión, lo cual no es poco.

Miguel Angel : La aclaración sobre que sea la autodeterminación, que no definición, pues ésa, de alcance limitado, queda implícita en el texto principal que nos propone la introducción del documento de Lucía Draín, es: <<El derecho de autodeterminación es un derecho individual inalienable que se ejerce colectivamente.>>. Y sorprende que se recurra a la opinión tan reciente de Gurutz Jauregi en debate con Fernando Savater, no porque no sean muy dignas de tomar en cuenta las opiniones del primero, sino porque él mismo aclaraba que esa formulación requería ulterior estudio y refinamiento y, además, volviendo a la afirmación de que se trata de un debate "superado hace décadas", hubiera estado mejor una referencia de añada anterior, con más solera, probatoria de la supuesta "superación".

ldrain: Mantengo esta opinión desde hace bastante tiempo. El debate al que te refieres lo desconozco, aunque dadas las personalidades de Jauregi y Savater me imagino que se hablaría de cualquier cosa menos de democracia. Me encantaría equivocarme.

Miguel Angel: El debate iba de la existencia o no de los llamados a veces por algunos 'derechos colectivos' y su mayor o menor importancia que los derechos individuales. Cada uno argumentaba desde su respectiva especialidad y resultó un interesante debate.

La cuestión me interesaba pues un 'derecho colectivo' a la lengua propia en Cataluña es el que se opone al 'derecho individual' de los padres a elegir el tipo de enseñanza de sus hijos. Con el resultado de que la preeminencia del 'derecho colectivo' haya llevado excluir de la enseñanza obligatoria la lengua materna de más de la mitad de los niños.

Miguel Angel : Y claro, no es mala cosa aprender de quienes pueden enseñar más, por ejemplo acudiendo al Derecho Constitucional comparado y comprobando si, por casualidad, el problema ha sido abordado y resuelto en otras latitudes que nos sirvan de ejemplo. Las disquisiciones del tribunal canadiense no parece que vayan muy en la línea de Lucía Draín, la Constitución de África del Sur tampoco; pero sin duda conocedores habrá que puedan aportar mejores referencias.

ldrain: Me temo que la UNICA referencia democrática al derecho de autodeterminación es la del tribunal canadiense. Y no parecemos coincidr en su interpretación. He metido muchas horas de modem en navegar buscando opiniones, debate o procedimientos democráticos en foros nacionalistas. No existen. Desde las páginas de los "afrikaners" sudafricanos al Partit Espinatía de Cataluña, pasando por muchos colectivos. Sólo he encontrado listas de muertos y afrentas por saldar.

Existe un buen libro, con grandes clarooscuros, editado en España. ISBN 87-7485-402-4, "El derecho de autodeterminación", Julén Guimón.

Miguel Angel: En mi modesta opinión, hay una radical contradicción entre buscar procedimientos democráticos y hacerlo en foros nacionalistas. Ser nacionalista obliga a mantener una posición forzosamente contraria a la libre determinación, al menos si lo que hay es un nacionalismo 'identitario' (Declaración de Barcelona), y es lo que suele haber´, es decir, nación definida por confines 'lingüísticos', 'históricos', 'culturales'... para la que se pide la (auto)determinación, tras el paso previo de su heterodeterminación: el origen de la confusión conceptual entre reclamaciones de nacionalistas secesionistas y gentes bienintencionadas que creen firmemente en la autonomía de la sociedad para autoorganizase. Se le llama igual a conceptos contradictorios.
 

Miguel Angel: Y esto de las referencias y comparaciones está en relación con la desmesurada crítica al "régimen" y a la Constitución que efectúa Lucía Draín: <<La Constitución lastrada por todo el peso de nuestra lamentable Transición impide cualquier iniciativa. Los autoproclamados demócratas del Régimen no han realizado ni un sólo avance democrático. Ni en este  ni en ningún otro campo.>>

ldrain: Si te parece una crítica desmesurada, sería buena idea que indicases qué procedimientos democráticos se han mejorado o añadido desde el inicio de la Transición. Me temo que no podrás señalar NINGUNO. Puedes encontrar un buen resumen del estado actual de desarrollo de la democracia en España en la siguiente página:
http://www.demopunk.net/sp/actual/index.html

Es este un buen momento para recordar el actual procedimiento legal para introducir el derecho de autodeterminación. Dado que afecta al Título Preliminar y al Título I, Capítulo II se requiere el siguiente procedimiento, de acuerdo al Artículo 168 de la Constitución:
 

1.- Mayoría de 2/3 en el Congreso
2.- Mayoría de 2/3 en el Senado
3.- Disolución de ambas cámaras y nuevas elecciones
4.- Ratificación del inicio del estudio por mayoría en el nuevo Congreso
5.- Ratificación del inicio del estudio por mayoría en el nuevo Senado
6.- Inicio del estudio en las nuevas camaras
7.- Mayoría de 2/3 en el Congreso
8.- Mayoría de 2/3 en el Senado
9.- Referendum final en toda la población del Estado español

Desde un punto de vista democrático, ¿cómo se puede calificar semejante procedimiento? ¿Es un sarcasmo?¿Una tomadura de pelo?

Miguel Angel : Porque si descubrimos que hay constituciones no "lastradas" por nuestra  "lamentable" transición que contienen las mismas salvaguardas frente a la secesión territorial, habremos de buscar otras culpabilidades, por llamarles algo. ¿Podría resultar que lo que se anuncia como "avance democrático" en este campo no lo sea tanto?. Es decir, a la espera de mejores referencias internacionales que nos muestren alguna anomalía en el ordenamiento constitucional español, podemos pensar, o bien que mal de muchos, epidemia, y que los "lastres" no son ningún "aspecto diferencial", y por tanto que la crítica es, como decía, desmesurada; o bien que ver "avances democráticos" en la regulación del "derecho" de secesión sea una posición bastante discutible.

Sólo anotamos con perplejidad que Lucía Draín afirme que no ve "ni un solo avance democrático... en ningún otro campo". O sea, que veinte años no es nada, que para un tango queda bien, pero que es afirmación que no resiste el contraste con la realidad.

ldrain: Personalmente, no le doy al derecho de autodeterminación mayor relevancia que a otros derechos ausentes. En particular la ausencia del derecho a otros mecanismos de Democracia Directa me resulta más dolorosa. La Constitución española prohibe el referendum vinculante, prohibe la iniciativa popular al referendum y restringe severamente la iniciativa popular legislativa al prohibir utilizarla para iniciar reformas de leyes orgánicas (¡alucinante!) y constitucionales.

Por otro lado, no debe servirte de consuelo el lamentable desarrollo de la democracia en el resto del mundo. Los dos últimos tercios del siglo XX han dejado un saldo neto de retrocesos y frenazos democráticos. Se han estabilizado severos procedimientos de fabricación de mayorias y se profundiza en el vaciado democrático de los Estados. No busques fuera de casa, no hay mucho que encontrar.

Miguel Angel : Dice Lucía Draín algo que formalmente todos asumen: <<No nos equivoquemos. La soberanía reside en el pueblo>>.Aunque los matices vengan posteriormente al definir quien demonios es el "pueblo", y su territorialidad. Convendría en la simétrica  clasificación de nacionalismos que efectúa Lucía Draín matizar la diferencia entre el "pueblo" sujeto político y el "pueblo· antropológico, ya que todos hablan de "pueblo" pero es fácil apercibirse de que no todos dicen lo mismo, y se me ocurre que ahí puede tener una de las claves de la no aceptabilidad de su propuesta. Por no hacer castillos en el aire, y atendiendo a que las posibles demandas de secesión parten de concepciones "culturales", identitarias, antropológicas... de "pueblo" y no de una idea democrática del mismo (por concretar en algo de hace casi nada, la negativa de HB y EA a apoyar en el Parlamento Foral que "los navarros decidirán su futuro") resulta paradójico pensar que pueda considerarse "avance democrático" el de esas concepciones no democráticas de "pueblo" que sustentan las demandas reales y actuales de hipotéticas secesiones.

ldrain: En fin ... te remito al primer párrafo de mi réplica.

Miguel Angel : En el documento efectúa Lucía Draín un brindis al sol: <<Las minorías dentro del hipotético nuevo Estado deberán disfrutar del mismo derecho de autodeterminación>> y lo codifica en un artículo 9 que reza: << Al objeto de garantizar los derechos de minorías, la redacción de la constitución deberá incluir literalmente los presentes artículos que regulan el derecho a la autodeterminación>> como si un nuevo estado soberano hubiera de estar regido por norma "heredada". Ya que los procedimientos de reforma constitucional son tan engorrosos en España, sin duda alguna vería Lucía Draín con simpatía una mayor facilidad en el estado sucesor para las reformas constitucionales, facilidad que  permitiría definirlo como "unitario e indivisible" en menos que canta un gallo, e impidiendo con ello el potencial mecanismo de muñecas rusas.

ldrain: Por supuesto que un nuevo estado puede heredar todo el bagaje legislativo. En caso contrario no existiría seguridad jurídica. Incluso aunque hubiesemos optado por la Ruptura con el franquismo habríamos heredado su legislación. La seguridad jurídica es un criterio de diseño del texto propuesto.

Es cierto que me alegra ver constituciones razonables, que permiten a la sociedad proponer y elegir. Pero soy consciente de que siempre existe el peligro de evolucionar hacía una constitución unitaria e indivisible como la española.

Miguel Angel : Mención aparte merece la ausencia de algo que contempla el Tribunal Supremo canadiense en el punto 151 de su respuesta al Gobierno canadiense en sus preguntas sobre la posible secesión de Quebec: la negociación posterior a un referéndum y que, indica en el mismo punto, "No one suggests that it would be an easy set of negotiations".

ldrain: Sin duda muy dificiles. ¿Tú sabes de que clase de negociaciones están hablando?¿Qué se negociaría?. Yo no lo sé.

Miguel Angel: Venalidades. Tales como el pago correspondiente de deuda externa heredada por los estados sucesores, las compensaciones por sobreinversiones públicas pagadas con dineros procedentes del conjunto luego fragmentado... Aspectos técnicos resultante de la ruptura (a modo de ejemplo, sincronización de la red de distribución eléctrica, reordenación del espectro de frecuencias...) Establecimiento de las garantías y/o compensaciones para las minorías restantes que puedan perder parte de sus derechos ciudadanos (ejemplo indeseable: Estonia). Cosas de derecho civil, ya que se trata de un problema de propiedad de fincas, no sólo de lo que una mayoría o minoria quiera "ser" sino lo que quiere "poseer"...

Y lo más divertido... la participación en los organismos internacionales del que el estado escindido deja de formar automáticamente parte (por ejemplo la participación en la UE que tanta ilusión hace a Joseba Egibar)

Miguel Angel : Termino, en esta primera crítica parcial, señalando algo que me parece  positivo en esta propuesta de regulación de secesiones: el ámbito variable, no predeterminado por razones "culturales", "históricas" ni otras especies que sazonan discursos nacionalistas.

ldrain: Se deduce de tus opiniones que no crees que el derecho de autodeterminación sea un derecho. Poco más puedo añadir. Su fundamento no es ni cultural, ni histórico. En general, no acepto ninguna interpretación que no sea en términos libertarios y demócratas.

Miguel Angel: Pues no sé si seguirás deduciendo lo mismo de mis opiniones que creo que, muy sucintamente se resumen en:

ldrain:Lamento que no lo consideres un derecho. Ello explica que no hayas opinado sobre el diseño concreto de algo en lo que no crees. Terminemos con una pregunta, ¿crees que existe el derecho a impedir la secesión?

Miguel Angel: La última pregunta: depende de las circunstancias. Con un ejemplo foráneo: para la demanda de privilegios de Bossi y su Lega Nord, decorada con llamadas a la independencia padana no me cabe duda alguna. O, ahora que lo pienso si me cabe alguna duda: en el caso de que la propuesta de escisión venga acompañada de una previa igualación de renta y recursos, ningún inconveniente (lástima que no sea el caso)

En ámbitos más próximos, a una demanda guipuzcoana, con el apoyo del 50% del censo no me parece que pudiera haber una oposición razonable, desde luego yo no estaría por oponerme, en absoluto. La pena es que no se produce tal cosa, sino una demanda de territorialidad de 'Euskalherria' y así no hay manera de acabar con el problema.

Personalmente preferiría un estado laico en materia de identidad pero si otros, con mayoría suficiente, quieren fundar un estado en premisas identitarias que lo hagan, pero que nos ahorren la molestia de recordarles que tal cosa, apelando continuamente a la 'unidad cultural', tiene raíces profundamente antidemocráticas. La paradoja aquí viene de que, por razones democráticas, se favorezcan posiciones no democráticas y con recochineo por parte de quienes sostienen doctrinas no democráticas. Es decir, volviendo a tu ejemplo con la  muerte de Dios, la libertad de culto y creencia es un avance y una conquista histórica contra los administradores de la fe, la broma vendría si viene un cura vendiendo como 'democrática' o 'laica' su propuesta eclesial, y si encima quiere que su fe rija la vida de terceros, y además califica de 'intolerantes' a los laicos (o en otras palabras, si ETA y seguidores llaman 'democrática' a su propuesta identitaria)


Crítica al documento. "A.B." <poiuy@.no.es>. Feb/99
 

A.B : En el escrito titulado "Procedimientos Formales del Derecho de Autodeterminación .Iniciativa Legislativa" he encontrado lo siguiente, que me gustaría comentar:

Esta propuesta está inspirada radicalmente en los principios de democracia y libertad. Se pretende sustituir el debate circular nacionalista denunciando las siguientes actitudes políticas.
  • Nacionalistas hegemónicos (españolistas) que controlan el actual Régimen bloqueando propuestas, como la presente, con una Constitución blindada.
  • Nacionalistas postulantes (vasquistas, catalanistas, ...) que pretenden reducir el derecho de autodeterminación a unsimple referéndum, o introducir (sin revalidación popular) instituciones como la Asamblea de Municipios vasca.
  • Especialmente aberrante, en el extremo de ambos bandos, es el ejercicio de la violencia que todos padecemos.
  • En cuanto a las actitudes políticas que criticas, estoy completamente de acuerdo en la primera y la tercera. Sin embargo me gustaría dar mi opinión sobre la segunda. En tus textos das importancia a los movimientos populares y asamblearios, por lo que no comprendo cómo criticas la Asamblea de Municipios vasca. No creo que sea justo pedir una revalidación popular para que electos que son y se sienten vascos, ya sean del Estado o comunidad que sean, puedan juntarse en una asamblea para intentar avanzar en la consecución de sus derechos como comunidad o "pueblo" o "nación".

    Esta asamblea tiene un carácter totalmente democrático y no es en absoluto vinculante, ni se le van a imponer sus decisiones a nadie. ¿No es lógico que electos que han sido elegidos en sus municipios para que lleven a cabo una política de un tipo, que por cirunstancias desgraciadas no se han puesto de acuerdo hasta ahora, intenten avanzar en ir hacia una política común en los aspectos en los que están de acuerdo?

    ldrain: Si has leido la propuesta de "Procedimientos Formales ..." habrás percibido que gravita sobre mecanismos de democracia directa. Me refiero a que los hitos principales se encuentran refrendados DIRECTAMENTE por la población. En el documento hay descritos dos referéndum y una elección a Asamblea Constituyente. Mi crítica a la Asamblea de Municipios reside en que, como es habitual, los representantes electos se arrogan la Soberanía que únicamente ostenta el pueblo.

    Permíteme que me explique. Actualmente me encuentro redactando un informe sobre la revolución democrática que se ha iniciado en Venezuela. Inspirada en los principios del Poder Constituyente no se siente comprometida con la actual constitución venezolana, que no ofrece ningún mecanismo razonable de reforma. Sin embargo, la creación de la V República venezolana parece (esperemos que así sea) que nacerá  tras sucesivos pasos de refrendo popular. Espero que puedas leer este documento en los próximos días.

    Desde el punto de vista de la Democracia Radical la ilegitimidad de la constitución española (o de cualquier otra) reside en el bloqueo que ejerce sobre el Poder Constituyente popular, sobre la capacidad para ser modificada o sustituida. Los representates se creen portadores de la Soberanía popular, cuando en reliadad es algo indelegable. Elegimos a los representantes como gestores, los elegimos para que hagan leyes o para que gobiernen municipios. No los elegimos para que su opinión sea interpretada como la de la sociedad.

    La Asamblea de Municipios es una nueva institución cuya representatividad se sitúa en un tercer nivel de indirección (te recuerdo que elegimos a los concejales, ¡peor aún!, elegimos listas de concejales). Los cargos municipales son elegidos como gestores locales.

    Yo ni siquiera admitiría que la Asamblea legislativa del País Vasco se arrogase ninguna capacidad soberana. Este tipo de instituciones generadas por la democracia representativa sólo poseen el derecho a la iniciativa, ¡qué no es poco!, al igual que se puede y se debe ejercer la iniciativa popular desde la sociedad. Incluso aunque lo prohiba una constitución ilegítima. Por que el Poder Constituyente es previo, incluso a la constitución, y no trata sobre problemas de Derecho si no sobre problemas de Soberanía.

    Insisto en que la Asamblea de Municipios debe ejercer la iniciativa hacia un proceso constituyente que tendrá que ser refrendado en su inicio, desarrollo y culminación. Este es el planteamiento democrático radical. Pero ... ¿qué nos ofrece el nacionalismo vasco?

    A.B.: Cambiando de tema, que quede constancia que estoy de acuerdo en diferenciar entre el derecho de autodeterminación y las diferentes fórmulas de organización política a las que se lleguen a través de él. ¿Sabes quienes ponen empeño en mezclar el derecho de autodeterminación y el "derecho de secesión"? creo que  no hace falta que lo diga.

    Perdona si me equivoco, pero me da la impresión que no eres del Pais Vasco, por que me parece que tus reflexiones sobre esta asamblea están mediatizados por los grandes medios de comunicación estatales.

    ldrain: La capacidad de adoctrinamiento social de los medios de propaganda es un tema que conozco un poquito. No quiero decir que sea inmune, pero tampoco es tan fácil moldearme. Te ahorraré algunas buenas referencias de Noam Chomsky sobre el control de la población. Pero te digo que conozco de primera mano los procedimentos de propaganda no sólo en las sociedades españolista y vasquista, si no también en el otro lado del Mediterráneo y en Latinoamérica.

    Pero ... volvamos a la pregunta que quedo en el aire. Tal vez, el primer comunicado de la Asamblea de Municipios nos dé una pista. Desde un punto de vista de democracia radical, ¿qué nos ofrece el nacionalismo vasco?

    Desde ese punto de vista, muy poco. Me temo que al igual que en muchos otros nacionalismos el debate sobre procedimientos formales al derecho de autodeterminación no existe. No creas que hablo por suposiciones, he buscado ese debate desde hace años, aquí y en otras partes del mundo. Y te aseguro que hay muy poco; por supuesto admito con mucho gusto cualquier documento que sobrepase la categoría de declaración de buenas intenciones. Mira a tu alrededor y dime lo que ves.

    En la mayoría de los casos, el debate se reduce a proponer un simple referéndum como mecanismo de constitución de un nuevo estado. Etapas constituyentes como la propuesta en el documento "Procedimientos Formales ..." son una entelequia que parece repeler a la mayoría de mis interlocutores nacionalistas. ¿Por qué?
     

    A.B: Para empezar, no me extraña que muchos nacionalistas no quieran hablar de ninguna reforma de una constitución española que tantas injusticias y desgracias ha traido. Al tomar dicha constitución como extranjera, muchos consideran/consideramos que su modificación no nos incumbe, ya que bastantes problemas tenemos para poner unas reglas de juego lo más justas posible para nosotros como para preocuparnos por la constitución española. No sé si me explico, aunque una reforma en el sentido que tú explicas sería un gran paso a favor de las libertades, la verdad es que hace mucho que perdimos la esperanza en la constitución en el sentido de las libertades y derechos que ella misma dice defender, por lo que imaginarás que no tengamos esperanzas en ninguna reforma que por otra parte la clase dominante española nunca va a admitir.  Por eso, y sobre todo desde el alto el fuego, veo que los nacionalistas lo que pretenden es crear una democracia lo más real o radical posible, pero en casa y para casa., ofreciéndole al poder central en gran medida hechos consumados. No sé si estarás de acuerdo, pero creo que la derecha vasca nacionalista(PNV), dentro de su conservadurismo, está a años luz en cuanto a democracia y preocupación por las clases populares de lo que está la derecha española.

        No sé qué tipo de interlocutores nacionalistas habrás tenido pero creo que puedo dar un par de pistas sobre su rechazo. Creo que dicho rechazo puede ser más a la forma en la que se presenta que el fondo de la "Iniciativa legislativa". La verdad es que como ya he dicho pocos nacionalistas quieren saber nada de la contitución Española ni de ninguna reforma de ella. "Reforma" me parece una palabra demasiado parecida a "transición", y teniendo en cuenta lo que ha supuesto ésta última...prefiero la palabra "ruptura".

    ldrain: En estas circunstancias, yo me pregunto si realmente los nacionalistas españolistas y vasquistas están dispuestos a la confrontación democrática. La anterior etapa de equilibrio violento parece haberse mutado en un equilibrio de gestos vacios de toda legitimidad democrática. Pues muy bien ... mejor así ... pero no conduce a nada esta pelea de gallos.

    A.B.: La verdad es que ante tus planteamientos poco me puede quedar para responder ( no porque no me des oportunidad, sino por que me parecen realmente acertados!), sólo una pequeña cosa. Comprendo que desde el punto de vista de democracia radical no te aporte prácticamente nada la Asamblea de Municipios o el nacionalismo vasco. Pero, saliéndome un poco del tema quizás, escribo unas frases de una entrevista al subcomandante Marcos que se publicó en GARA el domingo: "No sabemos si nuestro proyecto sirve, pero lo que sí sabemos es que lo otro- lo que hay ahora- no sirve...    ...se pretende llevar a cabo un nuevo tipo de genocidio que no consiste en asesinar indígenas, sino en que dejen de serlo.¿Cómo? Atacando sus costumbres, sus formas de gobierno."

        Creo que estas palabras son perfectamente aplicables a lo que una (¿gran?) parte de nuestro pueblo siente. Y digo siente, ya que la contínua negación de lo que somos conlleva unos sentimientos que no sé si considerarás importantes.Me gustaría darle la importancia que creo que tiene a este enfoque, que no sé si desde el punto de vista libertario aceptarás. En este sentido la Asamblea de Municipios tiene un gran simbolismo ya que pretende aglutinar a todo/a aquel/la que se sienta vasco/a.

    ldrain: La Asamblea de Municipios, como cualquier otro colectivo ciudadano, debería ejercer el derecho de iniciativa. Pero me temo que pretenderá hacernos creer que es depositaria de Soberanía, por lo que no sentirá necesidad de articular ningún procedimiento serio de democracia directa. Bueno ... no insisto, que de esto ya hemos hablado.

    No desprecio el nacionalismo. Ni el español, ni el vasco, ni ninguno. Me duelen cosas que he vivido. Ahora que están tan de moda los kurdos y turcos, dale un vistazo a un artículo que escribí, que viví, hace tiempo: "Carta bomba aun amigo". Tranquilo que es cortito.

    Lo que cuento, es también aplicable a la comunidad griega que vive en Estambul, a la minoría turca que vive en la Tracia griega, ... ¡Si vas a la India, ... alucinas, te pierdes, te confundes, no entiendes nada, no sabes quién es quién!. He tenido la (des)fortuna de viajar por motivos laborales, casi nunca como turista. Eso consigue que casi veas las sociedades tal y como son. Y el nacionalismo es algo que me sobrepasa. Te pueden romper la cara por un papel, un amuleto, una mala palabra, que 24 horas antes te podía salvar la vida. He roto y renovado el pasaporte para evitar que en algún sitio viesen el sello de entrada de algún otro sitio. Y ante todo, por encima de las gentes, es impresionante ver los medios de propaganda en cada lugar. Parece que hubieses cambiado de planeta.

    Pero, amigo, el mundo está lleno de gente débil. Frágiles y minúsculos. Sufren y mueren por nada. Sin más explicación. A veces creo que he desarrollado mi pensamiento de democracia radical para poder hacer frente a esta evidencia y no volverme majara.
     

    A.B.: Desde mi punto de vista, tan importantes son el derecho de autodeterminación como la dignidad de un pueblo. Por eso, tu formulación del derecho de autodeterminación me resulta de alguna forma como muy fría, por lo menos para aplicarla aquí. Creo que el problema no es como muchas veces se dice en los medios de comunicación españoles, "que si se quieren ir que se vayan", me parece que además de un plano de proceso político y democrático hace falta tener un punto de vista social o cultural, relativo a la dignidad de una sociedad en la que no se le niegue a nadie sus sentimientos o forma de ser.

    ldrain: ¿El derecho de autodeterminación es tan importante como la dignidad de un pueblo? No se por que me dices eso. Son espacios disjuntos. Ni se excluyen, ni se mezclan.

    Hay dos problemas básicos en los conflictos con raiz nacionalista. El primer lugar está la problemática de las garantías democráticas en la creación de nuevos estados. ¿Qué demócrata estaría dispuesto a apoyar la creación de un nuevo estado donde no existieran las mínimas libertades públicas?. Fijate que ni siquiera hablo de libertades políticas, muy ausentes en las autoproclamadas democracias. Simplemente me refiero a libertades públicas. Este problema es el que intento acotar en el documento "Procedimientos formales ...". Observa como planteo que la hipotética creación de un nuevo estado debe ir acompañada de su constitución. Es el mismo problema que identifica en su artículo James Petras, uno de los líderes intelectuales (junto con Noam Chomsky) de la izquierda no capitalista en EE.UU. Retomo su párrafo final: "El apoyo a los movimientos de autodeterminación nacional debería condicionarse al  carácter emancipador de sus dirigentes, a su tolerancia y respeto hacia las minorías, y sobre todo, a su determinación de servir al pueblo, en lugar de derrocar a los antiguos amos para convertirse ellos en los nuevos".

    El segundo problema es el denominado problema de las matriuskas. Me refiero a las minorías, y a las minorías dentro de las minorías. Es el más enrevesado nudo social que he conocido, el que genera los principales enfrentamientos armados.  Si llegas a leer el artículo  "Carta bomba aun amigo" verás que he renunciado a juzgar si en una región es mayoritario el pueblo kurdo o el turco. De la misma forma que renunció a juzgar en qué medida la sociedad en la que tú vives se siente vasca o española. ¿Quién juzga?. Cualquier intentona hegémonica de "un bando" es pura violencia estructural. La alternativa es clarísima: Democracia Radical.

    Yo defiendo que "El derecho de autodeterminación es un derecho individual que se ejerce colectivamente. ... Su ejercicio colectivo no posee limitación alguna, careciendo de fundamento histórico, religioso, étnico, lingüístico, ... ni de ningún otro tipo". Observa que niego el fundamento histórico, religioso, étnico, lingüístico, ... por que en caso de aceptarlo supondría un juicio previo a la expresión soberana del pueblo. ¿Quién decide el fundamento histórico de un pueblo?, ¿los historiadores?. O, ¿quién decide el fundamento religioso?, ¿los popes?.

    A.B: Me parece importante el enfoque internacionalista que le das a tus planteamientos, pero muchas veces me da la sensación que no todo vale de la misma forma para diferentes sociedades. Digo esto porque sé que mucho de lo que he escrito viene del corazón más que de la cabeza, pero qué le vamos a hacer!

    ldrain: No pienses que desprecio tu orgullo nacional, tu pasión. Por favor, cree en mi sinceridad. Pero no puedes permitirte sustituir la razón por la pasión. No podemos permitirnoslo. Cuando eso ocurre, unos pocos sádicos a nuestro alrededor superan su cobardía, y sintiendose protegidos por el entorno darán rienda suelta a sus instintos (también renuncié hace tiempo a la contabilidad de muertos y afrentas). La pasión es incuestionable e irreductible. Dejemos un margen a la razón.